Damir Desnica en el momento de la tarjeta

Una expulsión absurda

Hoy en día, aún con la aparición del VAR, las actuaciones arbitrales siguen siendo objeto de polémica en muchos casos como puede ser en un gol, un penalti, una expulsión…. Imaginaos hace unos cuantos años cuando los árbitros no tenían ninguna ayuda tecnológica, tan solo su experiencia, conocimiento de la normativa, intuición y los jueces de línea. No hay que ser más papista que el papa para aceptar que errores en el arbitraje siempre ha habido y siempre los habrá, porque es un juego en el que participan humanos y no máquinas.

Por ello, no es de extrañar que hoy en día, con todos los adelantos existentes, haya ocasiones en las que ni entre el equipo arbitral o el del VAR, pueden ponerse de acuerdo en algo. Hoy quiero remontarme a mediados de los ochenta, para recordar una anécdota en la que el protagonista fue un árbitro, que tuvo, con total seguridad, uno de los errores más grandes de su vida.

La historia del mudo que no podía protestar y fue expulsado

El Real Madrid había perdido en los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA por 3 a 1 ante el HNK Rijeka y la vuelta se jugaba en el Bernabéu. Por tanto, tenía la obligación de remontar para conseguir el pase a octavos.

Aunque el HNK Rijeka no tenía tanto bagaje como el Partizan de Belgrado o el Estrella Roja, contaba con jugadores bastante buenos, como por ejemplo Damir Desnica, un extremo zurdo con una gran visión de juego y sobre todo, gol. Pero si por algo se caracterizaba es que era sordomudo de nacimiento.

En aquel encuentro el Real Madrid tenía claro su objetivo, hacerse fuerte en el Bernabeu y remontar el resultado adverso. A pesar de ello, estaban en el minuyo 75 y el resultado no se había movido, pero en ese momento todo cambiaría. El árbitro señaló un córner para el Rijeka y Desnica se dispuso a lanzarlo.

Antes de poner el balón en circulación, el árbitro se le acercó y le sacó una amarilla. Estupefacto, el bueno de Desnica se sorprendió aún más cuando le sacan otra amarilla y resulta expulsado. Aquel fue el momento ene l que todo cambió porque en apenas 15 minutos, el Rijeka acabó con 3 expulsados y el Real Madrid con los dos pies en octavos.

¿Os imagináis la cara del árbitro si hubiera sabido que este jugador era sordomudo de nacimiento y por mucho que quisiera no podría haber protestado? Cosas del fútbol…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.