Goles, goles y más goles

No hay duda, el gol es una de las emociones deportivas más extendidas del mundo. ¿Quién no ha vibrado en más de una ocasión cuando su equipo lo necesita y marca? Pues ya sabéis a lo que me refiero y de eso va el artículo de hoy, de goles, con un buen número de curiosidades que seguramente no os dejará indiferente a nadie.

Goles, la salsa del fútbol

Aunque ya conocimos en una anterior entrada cuál fue el partido oficial con más goles marcados, aún nos quedan muchísimas historias y anécdotas que contaros sobre la magia de los goles. Como por ejemplo, la mayor goleada en un partido internacional.

Para ello, tenemos que remontarnos hasta el mes de abril del año 2001, donde las selecciones de Australia y Tonga se enfrentaron, con victoria de los “aussies” por 22 a 0. También hay que recordar la goleada que la selección inglesa le endosó a la australiana en 1951 cuando venció por 17 a 0.

¿Qué jugador marcó más goles en un mismo partido Internacional?

Este honor se lo queda el danés Soffus Nielsen, récord que lleva imbatido desde los Juegos Olímpicos de 1908, cuando marcó 10 goles frente a la selección “bleu” (Francia), con un resultado que bien valió un récord olímpico de 17 a 1.

Por su parte, el jugador que más goles ha marcado en un partido de primera división es Stephan Stannis, jugador del Lens francés. Marcó nada menos que 16 goles al Aubury Asturies, en el campeonato francés del año 1942, durante la Segunda Guerra Mundial.

Siempre hemos pensado que Pelé fue uno de los grandes marcadores de toda la historia del fútbol y es cierto, que nadie se lleve a engaños, hizo nada menos que 1259 goles en 1363 partidos, pero no fue el que más marcó. Ese honor se queda para el delantero brasileño Arthur Friendenreich, quien marcó 1329 goles durante las décadas de los 20, 30 y 40.

3 goles en menos de 2 minutos

Si buscamos al jugador que marcó mas goles en menos tiempo, hay que tirar de hemeroteca para recordar al argentino Maglioni, del Independiente. Fue capaz de marcar tres goles en tan solo 1 minuto y 51 segundos al Gimnasia y Esgrima de la Plata, en marzo de 1919. Por su parte, el británico George Hall, también marcó 3 goles, aunque lo hizo en 3 minutos y medio ante la selección de Irlanda, en noviembre del año 1938.

En la historia del fútbol también ha habido autogoles, como el de Pat Kruse, del Torquay United, de la liga inglesa y que tras un cabezazo, metió gol en propia a los 6 segundos del inicio del encuentro allá por el año 1977.

Finalizo este artículo con la máxima goleada en un partido de primera división y para ello nos vamos hasta el año 1885, en pleno campeonato de Escocia. El Abroath fue capaz de marcarle 36 goles al Bon Acord, mientras éstos no marcaron ni uno solo.

¿Te imaginas uno de los cracks internacionales del momento marcando tantos goles?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.